londres

Londres, te lloro… pero a Bansky no

Para los que me conocen, saben que Londres es mi ciudad, LA ciudad. No existe otra que me haga vibrar como ella, no hay gente que me produzca más empatía que un británico – en peligro de extinción por cierto – y no hay rincones de la misma que no me gusten.

Tuve la suerte de poder volver a pisarla en enero, en plan familia, en plan express. Tres días de intensidad para dar de comer a las ardillas, visitar lo básico de la ciudad y respirar, sí, digo bien, respirar, ese aire que sólo Londres tiene. Y no, no es la contaminación que me coloque, es la elegancia y el respeto y la diversidad y todo…¡viva la madre que la parió! read more