el tren de la bruja

De ferias y curas va la historia

Tal cual. Este fin de semana han sido fiestas en la provincia que habito. Que es un lugar de la Mancha que casi mejor no acordarse de su nombre por cierto.

Como digo, estábamos en fiestas (hasta ayer domingo por suerte) y tocaba, ya que no se está en una peña que una no está para pillarse una semana de vacaciones para ir a beber y a los toros, ir un rato por la feria.

¿La feria? Eso es un infierno con olor a fritanga, con música que hace que las neuronas se suiciden en masa a todo volumen, padres perdidos y atracciones que, igual que se están desarrollando cosas, no entiendo cómo no han evolucionado desde mi infancia. read more