El esperpento de la Renta

¡Nunca te lo perdonaré Montoro! ¡Nunca! Llega, un año más, época de la declaración de la Renta, esa que te hace temblar y no sabes bien por qué porque el caso es que tú, de ilegal y de Panama papers más bien poco.

Pero aún así, han conseguido que esta época sea de estrés variadito y ohhh, en vez que ¡que viene el coco! pasamos a ¡Hacienda somos todos! es un slogan, como dijo la del juicio de la infanta…. a esa señora a cuajo no la gana ni Rita Barberá, que os lo digo yo.

El caso es que se abrió la veda y, como no podía ser de otra forma, ya sonó la primera llamada, la del teléfono y, detrás, la voz de mi madre: ¿me miras por el ordenador qué sale? read more


Ya lo decía la abuela: donde hay pelo, hay alegría

Ilusa de mí, viendo cómo el resto de mi entorno se decidía por apostar por el láser para su depilación, me lancé a la aventura de la guerra contra el vello pensando que esto era coser y cantar.

Tal cual, esto es como lo del matrimonio o la maternidad. La gente te cuenta lo bonito, pero lo feo, los muy mamones, se lo quedan cual almorrana en silencio.

Después de meses dándole vueltas y pidiendo información para ver las tarifas – prohibitivas, abusivas y encima a toca teja que bien parece que te estás metiendo en una segunda hipoteca- me decidí por ir a uno de los Centro Unico de la geografía de mi ciudad. Más que nada porque la gente que conocía se lo había hecho ahí e irradiaban felicidad por los poros sin vello de su cuerpo. read more


La generación del absurdo

Tal cual, creo que estamos viviendo un momento histórico en el que no es nada lo que parece. Se asume que, desde que mi santa madre nos parió a mis hermanas y a mi, nos han exigido preparación para salir al mercado laboral a ser la generación de mujeres que muestran que la igualdad es posible.

Una mierda. Hemos perdido enteros a costa de la mal llamada igualdad y queda patente que no es real. La mujer es mujer a mucha honra y, digan lo que digan, como decida trabajar y ser madre, tendrá un horario de 24/7. Ojo, que ya lo tenía mi madre, que era una ama de casa como pocas, pero de otra forma. read more


¿American Airlines la mejor valorada? ¡Venga coño!

Estaba yo repasando la actualidad del mundo mundial hace unos días cuando me llegó a la retina un titular que me dejó con la boca abierta: American Airlines es la aerolínea mejor valorada por los pasajeros españoles.

¿Estamos de coña? Por suerte o por desgracia he podido sufrir en primera persona un vuelo transoceánico con esta compañía. Ojo, que no digo yo que no esté bien, pero de ahí a que sea la mejor valorada, vaya mierda de criterio tenemos, sinceramente.

Ocho horas en una cabina con el mismo espacio que en un Ryanair a París, trayecto mucho más corto y con alicientes de sobra porque ¡me puede tocar el coche de su sorteo de lotería a bordo!, no es para que digamos que es la mejor valorada. read more


¿Jefa y mujer? ¡Corre!

Tenemos chica nueva en la oficina. No, por desgracia no se llama Farala, se llama «tonta de los cojones» en su versión más amable (tdlc en adelante).

En realidad no es nueva, la bicha lleva rondando los pasillos unos meses, pero es hoy cuando me siento capacitada para externalizar todo lo que inspira.

Para que os hagáis idea del perfil, es el estilo de pueblo venido a la gran ciudad creyéndose algo parecido a Pretty Woman, pero a lo Kale Borroka. Posiblemente, por la pinta, será del Atlético de Madrid, porque sólo los losers pueden serlo. Aunque por lo que hemos podido conocerla ya, tampoco me extrañaría que fuera del Barça, que son los del juego sucio. read more


Bonificados, televisiones y los retrasados del wallapop

Creo que no voy a descubrir nada con el tema de los cursos bonificados y la pesadez de sus comerciales – que para eso son comerciales – a la hora de venderlos. Lo cierto es que, desde que yo comencé a trabajar, este año ha sido mi estreno, cuando he utilizado por primera vez los créditos para apuntarme a uno de protocolo. No estaba mal y además me hicieron el 2×1.

Y aquí es donde empieza la gracia. Llegaron a la oficina del pariente ofreciéndole curso y, de regalo, escapada del amor, una tablet o una tele. Y aquí mi santo, que barre para casa, decidió pedir la tele (tablet tenemos y con la descendencia luego esto cuesta sudor y lágrimas para poder añadirle al pack de los viajes para dos). Y no contento con su operación, decidió mandarme a la comercial, por aquello de hacer colección. read more


De ferias y curas va la historia

Tal cual. Este fin de semana han sido fiestas en la provincia que habito. Que es un lugar de la Mancha que casi mejor no acordarse de su nombre por cierto.

Como digo, estábamos en fiestas (hasta ayer domingo por suerte) y tocaba, ya que no se está en una peña que una no está para pillarse una semana de vacaciones para ir a beber y a los toros, ir un rato por la feria.

¿La feria? Eso es un infierno con olor a fritanga, con música que hace que las neuronas se suiciden en masa a todo volumen, padres perdidos y atracciones que, igual que se están desarrollando cosas, no entiendo cómo no han evolucionado desde mi infancia. read more


Los hervores perdidos

Lloro de la risa. Textual. Nuestra compi más joven acaba de descubrirnos la caja de pandora abierta en canal. Que resulta que ahora los jovenzuelos se graban en plan selfie frente a un espejo y cantan  algún latin-lover temazo para seducir a las gacelas.

Pero no contento con mandarlo a la susodicha, que ya tienes que manejar estupefacientes para no ver el tremendo ridículo, también lo suben a Instagram y etiquetan a la seducida.

Mira, viendo lo que he visto yo, lo mejor de esto, los comentarios. No te sientes solo. Sabes que otros opinan exactamente igual que tú. El tío tiene una hostia a mano abierta. read more


Contactos a la hora de comer

Hoy en la oficina estábamos caninos. Pero caninos hasta el punto de querer hasta salir antes a comer, cosa poco frecuente en nuestras mesas.

Para innovar y salir del barrio «financiero» de nuestra capital de provincia, hemos tratado de llegar a una hamburguesería céntrica que conocíamos por aquello de comer sano. Pero como los ayuntamientos tienen una clara tendencia por cambiar de sentido, y no sólo su política sino también las calles…ahora llegar hasta allí es casi encontrar el tesoro. read more


Lo que la verdad de la atención al cliente esconde

Hoy toca desahogarme por temas laborales. Sí, hay días que una dejaría de tener educación para pasar a ser una fiera de la mala leche profesional y parecer la niña del exorcista. Vamos, si tuviera potestad, a más de uno le mandaría a las sentencias de Pilatos.

Parte de mi trabajo es lidiar entre cliente y atención al cliente. Telita. ¿Has oído eso de que el cliente tiene siempre la razón? Pues que sepas que es la mayor mentira del universo. Tanto o más mentira como que a las mujeres no nos pasa nada cuando nos preguntan. read more