Destacados

¿Jefa y mujer? ¡Corre!

Tenemos chica nueva en la oficina. No, por desgracia no se llama Farala, se llama «tonta de los cojones» en su versión más amable (tdlc en adelante).

En realidad no es nueva, la bicha lleva rondando los pasillos unos meses, pero es hoy cuando me siento capacitada para externalizar todo lo que inspira.

Para que os hagáis idea del perfil, es el estilo de pueblo venido a la gran ciudad creyéndose algo parecido a Pretty Woman, pero a lo Kale Borroka. Posiblemente, por la pinta, será del Atlético de Madrid, porque sólo los losers pueden serlo. Aunque por lo que hemos podido conocerla ya, tampoco me extrañaría que fuera del Barça, que son los del juego sucio. read more


Bonificados, televisiones y los retrasados del wallapop

Creo que no voy a descubrir nada con el tema de los cursos bonificados y la pesadez de sus comerciales – que para eso son comerciales – a la hora de venderlos. Lo cierto es que, desde que yo comencé a trabajar, este año ha sido mi estreno, cuando he utilizado por primera vez los créditos para apuntarme a uno de protocolo. No estaba mal y además me hicieron el 2×1.

Y aquí es donde empieza la gracia. Llegaron a la oficina del pariente ofreciéndole curso y, de regalo, escapada del amor, una tablet o una tele. Y aquí mi santo, que barre para casa, decidió pedir la tele (tablet tenemos y con la descendencia luego esto cuesta sudor y lágrimas para poder añadirle al pack de los viajes para dos). Y no contento con su operación, decidió mandarme a la comercial, por aquello de hacer colección. read more


De ferias y curas va la historia

Tal cual. Este fin de semana han sido fiestas en la provincia que habito. Que es un lugar de la Mancha que casi mejor no acordarse de su nombre por cierto.

Como digo, estábamos en fiestas (hasta ayer domingo por suerte) y tocaba, ya que no se está en una peña que una no está para pillarse una semana de vacaciones para ir a beber y a los toros, ir un rato por la feria.

¿La feria? Eso es un infierno con olor a fritanga, con música que hace que las neuronas se suiciden en masa a todo volumen, padres perdidos y atracciones que, igual que se están desarrollando cosas, no entiendo cómo no han evolucionado desde mi infancia. read more


Los hervores perdidos

Lloro de la risa. Textual. Nuestra compi más joven acaba de descubrirnos la caja de pandora abierta en canal. Que resulta que ahora los jovenzuelos se graban en plan selfie frente a un espejo y cantan  algún latin-lover temazo para seducir a las gacelas.

Pero no contento con mandarlo a la susodicha, que ya tienes que manejar estupefacientes para no ver el tremendo ridículo, también lo suben a Instagram y etiquetan a la seducida.

Mira, viendo lo que he visto yo, lo mejor de esto, los comentarios. No te sientes solo. Sabes que otros opinan exactamente igual que tú. El tío tiene una hostia a mano abierta. read more


Contactos a la hora de comer

Hoy en la oficina estábamos caninos. Pero caninos hasta el punto de querer hasta salir antes a comer, cosa poco frecuente en nuestras mesas.

Para innovar y salir del barrio «financiero» de nuestra capital de provincia, hemos tratado de llegar a una hamburguesería céntrica que conocíamos por aquello de comer sano. Pero como los ayuntamientos tienen una clara tendencia por cambiar de sentido, y no sólo su política sino también las calles…ahora llegar hasta allí es casi encontrar el tesoro. read more


Lo que la verdad de la atención al cliente esconde

Hoy toca desahogarme por temas laborales. Sí, hay días que una dejaría de tener educación para pasar a ser una fiera de la mala leche profesional y parecer la niña del exorcista. Vamos, si tuviera potestad, a más de uno le mandaría a las sentencias de Pilatos.

Parte de mi trabajo es lidiar entre cliente y atención al cliente. Telita. ¿Has oído eso de que el cliente tiene siempre la razón? Pues que sepas que es la mayor mentira del universo. Tanto o más mentira como que a las mujeres no nos pasa nada cuando nos preguntan. read more


Ser cornudo públicamente no mola

Que los cuernos han existido desde que Adán y Eva estaban en el paraíso en taparrabos, es un hecho… Simbólicamente la serpiente se llevó a Eva de calle en la misma cara de Adán. Me imagino el percal cual Gandía Shore…»cari, esto no me lo esperaba de ti, a la serpiente la reviento». El caso es que más que Adán, se cabreó un supremo que les echó del chiringuito, pero vamos, que no voy a entrar a valorar la parte bíblica porque entonces la liamos…que si tuvieron descendencia y de ahí llegamos todos…Eva tuvo dos hijos y uno de ellos acabó como el rosario de la aurora. Ahí lo dejo. read more


Que no me toquen las narices…

El olfato. Ese peculiar sentido que hace que evoquemos, según los estudios, recuerdos escondidos incluso de nuestra más tierna infancia. El olor a limpio de la ropa, el olor del campo, de la tierra tras la lluvia…¡y el olor corporal!

Yo a veces me planteo si vivimos cerca de gremlins que no quieren reconocer su naturaleza, porque tanta dejadez de verdad no es normal. No es normal el miedo a la ducha de muchos. Pero ojo, que este campo también es aplicable a las mujeres…que no se huele a rosa de forma natural. Son motivo de estudio seguro, son los doctores oloris causa. read more


Nuestros jóvenes son inmigrantes. Sin más.

Escuchaba el otro día que se nos van los mejores fuera de nuestro país a buscar oportunidades. Es cierto, están emigrando muchos jóvenes, buenos o no, fuera de nuestras fronteras en busca de trabajo, aprovechar para mejorar el idioma o, incluso, buscando un sueño.

Pero no seamos cínicos. Esos jóvenes que se van fuera, no tienen ni mucho menos la misma imagen que aquí. Cuando salen fuera de nuestras fronteras, desempeñan los trabajos que aquí también hacen extranjeros, porque pasan a ser ese escalafón, el último. El último estrato de la capa social del país de acogida. Nuestros niños son los inmigrantes, sin patera, pero inmigrantes. Suena feo, ¿verdad? Pues abrid los ojos, porque la realidad duele. read more


Terror en forma de grupo de whatsapp

Yo pensaba que era un mito, que no existía el acoso materno-colegial, que las madres eran todas majas con cosas muy interesantes que hacer en el día a día como conciliar sus quehaceres rutinarios con la recogida de los niños y el trasvase a las extraescolares. Pues es mentira. Existe, y da miedo.

Ilusa de mí. Todo comenzó cuando se aproximaban los cumpleaños de febrero, que en clase hay un montón. Y resulta que llegó la figura de la madre con iniciativa. Os juro que dan miedo. Aún así, como aquí la rubia estaba a sus cosas, dejó que decidieran lo relativo a un cumpleaños colectivo que reunió, nada más y nada menos, que a cerca de 50 niños del curso entero….y todo organizado por el maravilloso grupo de Whatsapp de Mamás del cole. ¿Mamás del cole? Hooligans en potencia, de las que mandaba yo hacer un estudio de psicoanálisis de los más profundos. read more